parrafo.es.

parrafo.es.

Qué cenar para tener un sueño reparador

Qué cenar para tener un sueño reparador

Introducción

Todos queremos tener un sueño reparador todas las noches, pero es posible que lo que estemos cenando pueda estar afectando nuestra capacidad para tener un sueño profundo y tranquilo. La comida y la bebida que consumimos antes de acostarnos pueden impactar en nuestro ciclo del sueño, haciendo que nos despertemos cansados o que tengamos dificultades para conciliar el sueño.

Carbohidratos y proteínas

Los carbohidratos y las proteínas son dos macronutrientes que debemos incluir en nuestras comidas, pero consumir una gran cantidad de carbohidratos refinados antes de acostarse puede no ser la mejor idea. Los carbohidratos hacen que se eleve la insulina, y esto puede causar una gran cantidad de energía durante un corto periodo de tiempo. Por otro lado, las proteínas son un aporte excelente para consumir antes de dormir, pero el tipo de proteína que consumamos puede ser importante. Es recomendable evitar las carnes rojas antes de dormir, ya que tardan mucho tiempo en digerirse. En cambio, podemos optar por una cena con proteínas magras como pescado, pollo o tofu.

Grasas saludables

Las grasas saludables, como el aguacate, los frutos secos y el aceite de oliva, son una excelente opción para consumir antes de acostarse. Estas grasas no solo nos ayudan a sentirnos saciados, sino que también estimulan la producción de melatonina en nuestro cuerpo, una hormona que regula nuestro ciclo del sueño.

Verduras y frutas

Las verduras y las frutas son esenciales para conseguir una dieta equilibrada, pero no todas son adecuadas para consumir antes de dormir. Las verduras crucíferas, como el brócoli, la coliflor y la col rizada, contienen compuestos que pueden estimular la producción de gas en nuestro estómago, por lo que es recomendable evitarlas antes de acostarnos. Sin embargo, las frutas como las manzanas, los plátanos y las peras contienen triptófano, un aminoácido que nos ayuda a conciliar el sueño.

Bebidas antes de dormir

El consumo de líquidos antes de dormir puede ser un factor importante a tener en cuenta. El alcohol y la cafeína son dos sustancias que debemos evitar antes de acostarnos. El alcohol puede causar somnolencia, pero también interfiere con el sueño REM y puede causar despertares durante la noche. Por otro lado, la cafeína es un estimulante que puede mantenernos despiertos durante horas. Es recomendable evitar el consumo de cafeína durante al menos cuatro horas antes de acostarnos.

Conclusión

La cena puede ser una parte importante para conseguir una noche de sueño reparador. Incluir proteínas magras, grasas saludables y frutas en nuestra cena puede ayudarnos a sentirnos saciados y a regular nuestro ciclo del sueño. Por otro lado, es recomendable evitar los carbohidratos refinados, las comidas grasosas y las bebidas alcohólicas y con cafeína antes de acostarnos. Con un poco de planificación y cuidado en nuestra elección de comida y bebida, podemos asegurarnos de tener un sueño reparador cada noche.